Hábitat y distribución de los monos

La distribución de los monos cubre muchas regiones alrededor del mundo, tienden a vivir en regiones forestales con abundancia de arboles, aunque algunos de ellos viven en las sabanas, o en regiones de montaña. Existen especies de monos que sólo viven en los árboles, otros viven en tanto en los árboles como en la tierra.

animales-primates-espectadores-azules-monos

Los monos se mueven mucho alrededor de su área de distribución, viajan diariamente en busca de comida y no se quedan en un mismo nido por mucho tiempo. Usan sus agiles cuerpos para avanzar rápidamente en busca de alimento, al hacerlo propagan las semillas de plantas, flores y frutas. Esto le permite a su entorno y hábitat natural seguir rejuveneciendo.

Los bosques de hoja perenne son el hogar de gran variedad de especies de monos, las regiones de bosques de manglares también pueden ser su hábitat. Los estudios muestran que el hábitat que estos animales se ha reducido en al menos un 30% en los últimos 25 años, es un ritmo alarmante, y significa que realmente no tienen a dónde ir.

Dado que los monos son muy inteligentes, son capaces de continuar adaptándose a los cambios en su entorno, una razón por la que lugares donde se encontraron una vez están ahora vacíos. Han tenido que aventurarse más lejos para encontrar comida y refugio para sobrevivir. Aunque la introducción de nuevas especies de monos en nuevas ubicaciones, pueden alterar el equilibrio de un ecosistema existente, así que estos problemas son bastantes complicados de resolver.

Otro problema es que con muchas especies de monos, los machos jóvenes deben irse cuando llegan a la madurez, en algunos casos, las hembras también lo hacen. Un mecanismo natural que asegura que no exista endogamia en el grupo, sin embargo, ¿dónde van aquellos que abandonan su lugar de nacimiento? Tienen demasiada competencia y con frecuencia mueren debido a la depredación o la falta de alimentos en las regiones donde van a parar.

El hábitat del mono no deja de ser destruido, los seres humanos construyen carreteras en el centro de los bosques, los talan por completo por la madera, la necesidad de tierra para la agricultura y la construcción de viviendas y negocios, han dado lugar a muchos lugares completamente deforestados.

Como resultado, muchas especies de monos tienen una extrema necesidad de conservación. Han sido cazados y lo siguen siendo por los cazadores furtivos, a veces son robados y vendidos, independientemente de las leyes establecidas para protegerlos en su hábitat natural.

La mayoría de las especies de monos lo hacen muy bien en cautiverio, y son capaces de permanecer allí con las condiciones adecuadas. Deben estar cerca de otros, para que sus necesidades de socialización queden satisfechas, también deben tener constantes desafíos que los mantengan ocupados mentalmente, de lo contrario, pueden volverse agresivos destruir las cosas a su alrededor.

Sin embargo, la respuesta para ayudar a los monos a sobrevivir no es ubicarlos a todos en zoológicos. Existen algunos lugares en los que protegen sus tierras, donde los monos pueden vivir y no ser dañados. Aun así, es difícil conseguir la financiación para dichos establecimientos y el costo actual de mantenimiento de los monos es extremadamente alto.