Evolución del mono

Cada vez que el tema de la evolución del mono entra en escena, tenemos en debate sobre la teoría de Darwin. ¿Estamos tan estrechamente relacionados con los primates? Sin duda existe abundante evidencia de ADN para demostrar que estamos relacionados genéticamente con los simios, así como a las diversas especies de monos. El tiempo que los monos han estado en la tierra se desconoce, pero definitivamente es de millones de años.

mono-arañaExiste información para dividirlos en dos áreas separadas, los monos del Nuevo Mundo y los monos del Viejo Mundo. Como su nombre indica, aquellos que han cambiado con el tiempo y se han ramificado en nuevas especies son los monos del Nuevo Mundo, estos monos pueden tener algunas similitudes con las especies del Viejo Mundo, pero hay suficientes diferencias para clasificarlos como tales.

La evolución del mono podría haber sido el resultado de cambios en el medio ambiente, tal vez fueron muy grandes, como los simios, sin embargo, tuvieron que ser capaces de comerse los alimentos en la copa de los arboles. Con el tiempo se hicieron más pequeños y muchos de ellos fueron capaces de vivir solo en los árboles, allí podían encontrar comida, refugio y seguridad de los depredadores.

Existen monos con algunas características singulares, se cree fueron capaces de seguir adaptándose y cambiando con el medio ambiente, logrando la supervivencia final. El hecho de que los monos sean tan inteligentes es parte de este proceso de cambio.

Se cree que tienen la capacidad de resolver problemas, por lo tanto, fueron capaces de darse cuenta de que un determinado ambiente no era capaz de cumplir con sus demandas, en lugar de dejarse morir hicieron cambios, se mudaron a lugares nuevos, consumiendo diferentes alimentos.

Algunas especies de monos, incluso aprendieron a nadar, esto les permitió cruzar cuerpos de agua con el fin de encontrar comida. El agua también les sirve como medio para escapar, rápidamente, lejos de los depredadores.

La observación de monos con sus crías resulta una experiencia fascinante. Llegamos a ver lo similares que son muchas de sus costumbres con sus crías si se comparan con las de los humanos. Forman un vínculo con sus crías y las mantienen muy cerca, les alimentan y cuidan de ellos. Los monos son primates con muchas emociones, son capaces de mostrar tristeza, enojo, felicidad, y más. Todo esto puede ser parte del proceso de evolución.

Puede ser interesante examinar las muchas teorías sobre la evolución del mono, algunas personas tienen ideas interesantes y únicas, otras encajan en el marco mayor, pero varían en pequeños detalles. Puede ser divertido llegar a tu propia versión de la evolución de los monos también.

Todavía hay mucho que realmente no sabemos en lo que se refiere a la evolución de los monos. Uniendo fragmentos de información debemos tratar de crear las herramientas adecuadas para encontrar las respuestas, las pistas pueden estar allí, pero necesitamos realizar las preguntas correctas.

La tecnología sigue avanzando para ayudarnos en muchos aspectos, puede ser esto lo que necesitamos para salvar la brecha entre lo que sabemos acerca de la evolución del mono y las teorías. El hallazgo de nuevos fósiles y evidencias, sin duda nos ayudará a dar sentido a todo esto también, hasta entonces, el debate sobre la evolución de los primates va a continuar.